1. Mantente activo: En movimiento
  • Mantente activo: En movimiento

    17 julio 2017

    • Para tus pantorrillas y pies

      Para evitar que tus pantorrillas y músculos del pie estén apretados mientras caminas, párate frente a una pared, extiende los brazos y coloca las palmas en la pared. Pon una pierna detrás de ti y presiona el talón en el piso hasta que sientas el estiramiento en la parte posterior de la pierna. Espera durante 30 segundos y repite dos o tres veces. Repite con la otra pierna.


    • Para los tobillos

      Antes de hacer senderismo, equilíbrate sobre un pie, dobla tu rodilla y baja lentamente tu cuerpo un par de pulgadas, con la espalda recta. Lentamente, endereza la rodilla y párate recto nuevamente; luego, gira la parte superior de tu cuerpo, desde la cadera de izquierda a derecha. Repite 10 veces y cambia de pierna. Esto fortalecerá tus tobillos.


    • Para tus rodillas

      Si eres un corredor, puede ayudarte a evitar problemas de rodilla el hacer sentadillas contra la pared. Coloca los pies lejos de la pared, presiona tu espalda contra la misma y lentamente deslízate hacia abajo con las rodillas sobre los tobillos y los pies apoyados firmemente en el suelo. Lleva tus muslos en paralelo al suelo. Espera 30 segundos, luego vuelve a la posición vertical. Repite cinco veces.


    • Para la zona lumbar

      Para contrarrestar el dolor de espalda mientras paseas en bicicleta, colócate sobre tus manos y rodillas y lentamente extiende y levanta tu brazo derecho y pierna izquierda. Mira hacia el suelo, mantén tu cuerpo estable y contrae tus abdominales. Espera durante 15 segundos y repite cinco veces. Luego, cambia al otro lado.


    • Para tus hombros

      Para evitar dolores de hombro durante y después de nadar, prueba el siguiente ejercicio: párate con las rodillas ligeramente dobladas, pies abiertos a la altura de la cadera e inclínate hacia adelante desde la cintura con los brazos colgados hacia abajo. Sostén una pesa (3 a 5 libras) en cada mano y lentamente levanta los brazos a los lados del cuerpo y mueve los omóplatos uno hacia el otro. Espera unos segundos, luego vuelve a la posición inicial. Repite 10 veces.

      Cuando te tomas el tiempo para realizar algunos de estos estiramientos simples y ejercicios de fortalecimiento, ¡podrás mantenerte al ritmo de tu vida en plena forma! Si no estás seguro qué los estiramientos o ejercicios de fortalecimiento son seguros para tí, consulte a tu médico para que te dé recomendaciones.